Contrato a Tiempo Parcial

Un contrato a tiempo parcial es una modalidad laboral en la cual el empleado cuenta con una mayor flexibilidad en sus horarios. Por lo general, las empresas suelen ofrecer este tipo de contratos a personas que están trabajando en determinado proyecto o que están reforzando un puesto específico. 

Todos los aspectos que debes  tener en cuenta sobre el contrato a tiempo parcial 

Características de un contrato a tiempo parcial  

El contrato a tiempo parcial es un acuerdo en el cual el trabajador presta sus servicios por determinada cantidad de horas. El número de estas no es mayor a las 40 semanales que se establecen en las jornadas laborales a tiempo completo. En esta modalidad, los servicios se pueden ofrecer de forma continua o en espacios de horas apartados. El contrato a tiempo parcial puede tener una duración específica o ser indefinido, dependiendo del carácter del trabajo. 

En el contrato a tiempo parcial los empleados no deberían realizar horas extraordinarias, a excepción de que lo hagan para cubrir determinada emergencia de la empresa. Si esto último es el caso, el empleador debe compensar las horas extras trabajadas. 

Requisitos de un contrato a tiempo parcial  

Para formalizar un contrato a tiempo parcial es necesario que se haga por escrito en el modelo oficial del país en donde se celebre. Casi todos los modelos se parecen, conteniendo dentro del documento lo siguiente:

  • El número de horas diarias que el trabajador debe prestar, o en su defecto las horas semanales o mensuales. 
  • La distribución de las horas reseñadas. 
  • Los datos de ambas partes, tanto del empleado como del empleador. Domicilios, documentos legales, edad, etc.
  • La forma en cómo se realiza el trabajo, si es presencial o de forma remota
  • La naturaleza del servicio que se está prestando

Si dentro del documento no se coloca la cantidad de horas trabajadas, así como su distribución, el contrato se entiende como de jornada completa. Una vez que se finaliza el documento para el contrato a tiempo parcial, se debe llevar al ente público de empleo del país durante los siguientes 10 días hábiles, para que pueda ser validado. 

Beneficios de un contrato a tiempo parcial  para trabajadores y empresas

Uno de los beneficios del contrato a tiempo parcial para los empleados, es que estos pueden tener mayor tiempo para dedicarlo a sus estudios, buscar otra fuente de ingresos o compartir con sus familiares. Existen dos modalidades

  • Contrato a tiempo parcial indefinido: en donde el empleado se encuentra ofreciendo sus servicios durante todo el año, en trabajos que son fijos pero que se realizan de forma periódica. 
  • Contrato a tiempo parcial con duración determinada: en este caso el empleado es contratado en una fecha específica del año, en la cual prestará sus servicios debido a que es una temporada alta o una época feriada, por ejemplo. Las empresas suelen ofrecer esta modalidad en el ámbito turístico. Cabe destacar que no se puede ofrecer un contrato a tiempo parcial con duración determinada si este está ligado a un contrato de aprendizaje.

Una de las ventajas que ofrece el contrato a tiempo parcial para la empresa es que puede reducir los costes que implica una jornada completa. No se estarán pagando horas extras, sino las necesarias para llevar el trabajo de forma exitosa hasta su fin. De igual forma, no se invierte en formación profesional. Otra de las ventajas es que el proceso de selección resulta más rápido que cuando se está buscando un empleado para un puesto fijo, puesto que no se debe analizar demasiado si el trabajador encajará en la empresa a largo plazo. 

La flexibilidad es una de las grandes ventajas que ofrece el contrato a tiempo parcial, tanto para el trabajador como para la empresa. Además, esta última puede evaluar la mejora de los procesos relativos a determinada área, en función de las ideas nuevas que los trabajadores brinden durante su estadía en la compañía. 

Una gran ventaja que ofrece el contrato a tiempo parcial para sus empleados es que, en caso de que la empresa realice recortes de personal, puede reducir la jornada y no despedir al trabajador. Además, es un tipo de jornada que ofrece menos responsabilidades y no tiene tanta presión como trabajos a dedicación exclusiva. Es ideal para estudiantes, puesto que van adquiriendo experiencia a un buen ritmo mientras continúan con sus estudios. 

Características específicas que debe cumplir un contrato a tiempo parcial 

El contrato a tiempo parcial debe tener unas características específicas para poder ser llevado a cabo. Dependiendo de cada sector laboral, se establece que el acuerdo no debe exceder el 77% de las horas establecidas por los convenios pertinentes. Es decir, el empleado no puede trabajar más de 40 horas semanales. 

De igual forma, los empleados de un contrato a tiempo parcial deben tener los mismos derechos que los empleados de jornadas de tiempo completo. Si la empresa requiere que el empleado haga horas complementarias, deberá avisarlo con una semana de antelación. Hay que destacar que el contrato a tiempo parcial puede transformarse en uno de tiempo completo, pero ambas partes deberán estar de acuerdo. Si la compañía desea cambiar el contrato a tiempo parcial por uno de tiempo completo y el trabajador no lo desea, no puede imponérselo de ninguna forma. 

Jubilados y contrato a tiempo parcial

Si un trabajador está jubilado de forma parcial y su contrato reduce las horas laborales a un 50%, pasa a ser un empleado de contrato a tiempo parcial. Por ende, el empleado puede solicitar su pensión de jubilación al mismo tiempo. Una vez que el contrato termine, todos los empleados, tanto los jubilados como los que no, deben recibir una indemnización. Esta debe pagarse al correspondiente de doce días de salario por año, pero calculando el número de horas que se pautaron en el contrato. 

El contrato a tiempo parcial es uno de los más utilizados actualmente en muchos países del mundo. Sin embargo, las encuestas señalan que la mayoría de trabajadores que se encuentran en este tipo de jornada, lo hacen porque aún no encuentran un trabajo a dedicación exclusiva. Por ello, se siguen revisando las reglas para que las empresas no abusen y usen inadecuadamente este tipo de acuerdo.