Contrato de compraventa

Un contrato de compraventa consiste en un documento que se firma a la hora de pasar una propiedad de una persona a otra. En el contrato participan dos partes, el vendedor y el comprador. Este último se compromete a pagar un precio determinado a cambio del bien del primero.

Todos los aspectos que debes  tener en cuenta sobre el contrato de compraventa  

Características de un contrato de compraventa   

Un contrato de compraventa es un documento en donde están reseñadas dos partes: el vendedor y el comprador. El primero tendrá un bien que ofrecerá al comprador y este deberá pagar una suma de dinero o intercambiar otro bien para poder aceptarlo. Se puede hacer con propiedades, vehículos, objetos de valor, y un largo etc. Es un contrato oneroso, lo que significa que se paga un precio.

En un contrato de compraventa se generan derechos y obligaciones para ambas partes, pero no tiene una plantilla específica. Es decir, se colocarán las cláusulas en función de las circunstancias de la compraventa. Es un contrato regulado por la ley en donde se pueden vender bienes muebles, inmuebles o derechos. Sin embargo, no se puede usar un contrato de compraventa para vender dinero ni servicios.

Las personas que componen el contrato de compraventa pueden ser jurídicas o físicas. Ambas partes deberán anotar en el documento los derechos y obligaciones a los cuales se comprometen y leer muy bien antes de firmar. 

Requisitos de un contrato de compraventa  

Para poder participar en un contrato de compraventa será necesario ser mayor de 18 años o ser un menor emancipado. En este último caso, hay algunos requisitos especiales referentes a complementos de capacidad, referentes a otros bienes inmuebles. Hay que destacar que los tutelados no pueden vender sus bienes. De igual forma, los empleados públicos no podrán realizar contratos de compraventa con bienes que estén bajo su administración. Dentro del contrato de compraventa  existen los siguientes derechos y obligaciones:

  • El vendedor tiene el deber de entregar en perfecto estado el bien referido en el contrato de compraventa. Dentro del documento se deberá colocar cuándo lo hará y bajo qué circunstancia lo entregará. 
  • El elemento que se está vendiendo debe estar en perfectas condiciones y no debe tener defectos que no hayan sido informados a la parte compradora. De igual forma, si se trata de un inmueble, este no puede tener gravámenes ocultos. 
  • No se pueden vender cosas futuras. Es decir, el elemento que se está vendiendo debe existir y ser posible. De igual forma, debe estar enmarcado en el comercio lícito. 
  • El vendedor no está obligado a entregar la cosa si no ha recibido el pago por parte del comprador. Los gastos de entrega van por cuenta del vendedor y los de transporte a cuenta del comprador, a menos que se pacte algo diferente. 

Tipos de contrato de compraventa 

Hay que destacar que existen dos tipos de contrato de compraventa. Podemos encontrar contratos de compraventa de tipo mercantil o civil. Un contrato de compraventa se considera civil si cumple con alguno de estos elementos:

  • Se está vendiendo una cosa destinada al consumo de la persona que lo está comprando.
  • Ventas que hacen los productores de sus productos del campo o sobre el cobro de sus rentas. 
  • Ventas de objetos fabricados por artesanos. 
  • Reventa de objetos que un comerciante hace y que originalmente eran para su consumo. 

Una de las diferencias clave entre el contrato de compraventa civil o mercantil es el destino que se le dará a lo adquirido. Es decir, si se trata de un elemento adquirido sin ánimo de lucro y para consumo de la parte compradora, entonces se tratará de una compraventa civil. Cabe destacar que existen otras subdivisiones dentro de los contratos de compraventa. Existen aquellos en los que la venta es voluntaria y otros en donde es necesaria. También podemos encontrar ventas públicas como las subastas o privadas, en donde hay dos compradores firmando un documento. También puede existir un contrato de compraventa ordinaria o de suministro. En la primera, se hace la transacción una sola vez para entregar el objeto mientras que en la segunda, el vendedor entrega de forma periódica el objeto a su comprador.