Contrato de Trabajo Temporal

Un contrato de trabajo temporal es un acuerdo entre el trabajador y la empresa, a fin de ofrecer sus servicios por un tiempo determinado. Este tipo de contrato puede celebrarse en dos modalidades: jornada parcial o completa. 

Todos los aspectos que debes tener en cuenta de un Contrato de Trabajo Temporal  

Características de un Contrato de Trabajo Temporal  

Un contrato temporal es un acuerdo que establece una relación de trabajo entre la compañía y el empleado pero solo por un tiempo determinado. Se debe formalizar por escrito, para evitar malos entendidos que puedan perjudicar a ambas partes. La única manera en la cual el contrato de trabajo temporal puede ser verbal, es cuando este dura menos de cuatro semanas. 

Este tipo de acuerdo puede ser en jornada laboral completa o parcial y debe contar con las especificaciones necesarias, así como los testigos al momento de firmar. La formalización del contrato temporal puede darse,por ejemplo, a raíz de situaciones en las cuales una obra realizada dura determinada cantidad de tiempo. De igual forma, puede hacerse este tipo de contrato debido a circunstancias de producción interna de la empresa. 

Puede dársele a personas de cualquier edad, sexo y situación de empleo. De hecho, el contrato de trabajo temporal se le ofrece a personas discapacitadas excluidas socialmente o jubiladas de forma parcial, a fin de incentivarlos. También puede ofrecerse en casos especiales a personas jóvenes que han estado en instituciones penitenciarias, por ejemplo. 

Requisitos del Contrato de Trabajo Temporal   

Para formalizar un contrato de trabajo temporal se debe hacer un documento escrito, en donde se coloquen los siguientes elementos: 

  • Los datos del empleado, su domicilio, el documento legal, edad, nacionalidad y sexo.
  • Los datos de la empresa, domicilio en donde operan y documento legal. Si la empresa es extranjera, también debe colocarse. 
  • El servicio que se prestará, la forma en cómo se hará (presencial, remota), así como la cantidad de horas que compondrán la jornada. 
  • Los derechos que tienen el trabajador y la empresa, así como sus obligaciones. 

Cabe destacar que en algunos países existen modelos oficiales de contratos temporales, que pueden descargarse con facilidad en PDF. 

Derechos de los contratos temporales y tipos de contratos temporales fraudulentos 

Un contrato de trabajo temporal debe realizarse con todas las cláusulas necesarias. Cabe destacar que los trabajadores tienen los mismos derechos y obligaciones de las de un contrato indefinido. De igual forma, la empresa deberá informarles durante el período en el cual estén trabajando de forma temporal, acerca de puestos fijos y vacantes, para que puedan acceder al respectivo período de prueba. 

Por su parte, la indemnización al finalizar un contrato temporal se debe establecer en función de los años trabajados. Algo que llama la atención es que muchos de los contratos temporales se celebran de forma ilegal puesto que son contratos que deberían ser indefinidos, debido a la naturaleza del oficio que desempeña el empleado. Para ello, hay que conocer los tipos de contrato de trabajo temporal y sus diferencias.

Tipos de Contrato de Trabajo Temporal 

Existen varios tipos de contrato temporal que deben conocerse a fin de evitar documentos fraudulentos que no benefician al empleado. Entre los tipos de contrato de trabajo temporal tenemos: 

  • Contrato de obra y servicio: este tipo de acuerdo se hace cuando una empresa necesita que un trabajador realice determinada obra durante un período de tiempo determinado. El empleado contará con autonomía dentro de la empresa y prestará su servicio hasta terminar la obra establecida. La duración del contrato será hasta que la obra o servicio en concreto llegue a su fin. Dentro del documento se puede desconocer al principio la fecha de finalización. Sin embargo, esta no debe ser mayor a los cuatro años y en algunos países tres.  
  • Contrato de sustitución: en este caso, una empresa puede contratar a un empleado para que pueda sustituir a un trabajador que se ha ido de forma temporal. El contratado cumplirá las funciones requeridas hasta que el otro trabajador regrese. Suele hacerse cuando las mujeres se quedan embarazadas o necesitan cuidar a sus hijos durante el primer año, por ejemplo. 
  • Contrato eventual por circunstancias de producción: este tipo de contrato se debe hacer cuando la compañía tiene un exceso de tareas acumuladas debido a una circunstancia determinada. En este caso, el contrato de trabajo temporal deberá hacerse por seis meses como máximo, durante el tiempo en el cual el empleado ayudará a bajar el exceso de tareas acumuladas. Por ejemplo, suele hacerse este tipo de acuerdo en épocas navideñas. 
  • Otros contratos de trabajo temporal: aparte de los tres mencionados, existen otros tipos de contrato temporal como por ejemplo, aquellos dados a los jóvenes que buscan su primer empleo o a los trabajadores mayores de 52 años. También existen contratos temporales para trabajadores excluidos socialmente, personas penadas en la cárcel o menores internos. De igual forma, podemos encontrar contratos de trabajo temporal de carácter investigativo o de trabajo en grupo. 

Formas en las cuales un contrato de trabajo temporal se vuelve ilegal 

Un contrato de trabajo temporal puede volverse ilegal si incumple con alguna de las siguientes normas:

  • Si se contrata al empleado más de cuatro años y no se reconoce al trabajador como fijo.
  • Si se está en un contrato por obra y servicio por más de 24 meses. 
  • Si en un contrato por obra y servicio no se especifica la obra que se va a realizar. 
  • Si en un contrato eventual  no se especifica cuál es la circunstancia especial, ni se coloca la duración.
  • Si es un contrato temporal que dura más de cuatro semanas y no hay documento escrito que lo avale.
  • Si es un contrato de sustitución y no sale reseñada la causa de la sustitución ni el tiempo que estará reemplazando al trabajador ausente. 

Para evitar inconvenientes, lo mejor será contratar a un abogado para realizar un buen contrato temporal de trabajo. De lo contrario, podría haber problemas que causarán gastos innecesarios a la empresa.