Contrato Eventual

Un contrato eventual es el acuerdo que se hace entre la empresa y el trabajador, cuando las circunstancias del mercado producen una acumulación de tareas. Si la plantilla de empleados no se da abasto durante ese período de tiempo, se puede recurrir a este tipo de documento. 

Todos los aspectos que debes tener en cuenta de un Contrato Eventual 

Características de un Contrato Eventual  

El contrato eventual es aquel documento utilizado por las empresas para contratar a empleados durante determinado período de tiempo. Puede suceder que el trabajador sea requerido durante una época del año, en la cual exista una acumulación de tareas y en donde la plantilla de la empresa no esté cumpliendo con los requerimientos de los clientes. Este contrato es de carácter eventual y está pensado para situaciones especiales de incremento de producción en la compañía.

El objetivo principal de un contrato eventual es ayudar a que la empresa pueda cumplir con el exceso de pedidos en determinado momento del año. Para poder ofrecer este documento, tiene que haber un exceso de actividades que no pueda ser atendido por la empresa en condiciones normales. No se puede utilizar un contrato eventual para reemplazar empleados que se encuentran haciendo labores fijas en la compañía. 

Requisitos de un Contrato Eventual   

El requisito primordial para poder celebrar un contrato eventual es que la empresa no de abasto durante determinado tiempo con las tareas y pedidos, debido a circunstancias del mercado. Un contrato eventual debe ser celebrado solamente de forma temporal y dentro del documento se debe colocar la actividad exacta que estará cumpliendo el trabajador. En algunos países existen convenios colectivos que determinan el tipo de contrato que debe emplearse de acuerdo a la naturaleza del trabajo. 

No se puede usar un contrato eventual  para atender un aumento en las tareas de la empresa que será permanente, debido a su crecimiento o a la apertura de una nueva sucursal, por ejemplo. Se puede celebrar un contrato eventual  a tiempo completo o parcial, de acuerdo a la conveniencia de ambas partes y deberá durar más de cuatro semanas. 

El contrato eventual deberá hacerse de forma escrita si su duración es mayor a las cuatro semanas. Sin embargo, es recomendable que se realice de forma escrita bajo cualquier circunstancia, para evitar malos entendidos entre ambas partes. Un contrato eventual mayor de cuatro semanas, que no esté registrado por escrito, puede ser causa de problemas para la empresa. 

Qué debe contener el documento de un contrato eventual

Dentro del documento del contrato eventual deberán estar las siguientes partes:

  • Los nombres de ambas partes y sus documentos legales. Denominar a las partes de acuerdo a su representación en el contrato (empleado o empleador).
  • El tipo de contrato que se está haciendo. 
  • El tiempo de vigencia que tendrá el contrato y el posible derecho a prórroga
  • Trabajo a desarrollar dentro del contrato eventual, detalles del mismo.
  • Tipo de jornada (parcial o completa), forma en la que se realizará la jornada.
  • Penalizaciones y consecuencias al no cumplir los deberes del contrato eventual. 
  • Firma de ambas partes, que deberán quedarse con una copia. 

Tipos de prórroga en el contrato eventual 

Dentro del contrato eventual pueden darse algunas prórrogas, en función de las circunstancias. Por ejemplo, las partes podrían llegar a un acuerdo para extenderlo, ya que el contrato inicial se concertó con una duración por debajo del máximo establecido. Este tipo de prórroga solamente podrá realizarse una vez . Esta prórroga, más el contrato que ya se ha venido dando, no puede superar la duración máxima de dos años. 

También puede existir la prórroga tácita dentro del contrato eventual. En esta el trabajador continúa prestando servicios después del vencimiento del contrato, por determinada causa. Por ello, se puede prorrogar, pero siempre por debajo del límite establecido. Cabe destacar que si se quiere transformar a un contrato eventual por uno indefinido, se puede utilizar la llamada prórroga automática. 

Derechos y deberes dentro del contrato eventual 

Los trabajadores cuentan con los mismos derechos y obligaciones de un contrato indefinido, de acuerdo a la ley de la mayoría de países. El empleador también deberá informar acerca de posibles puestos vacantes. De igual forma, la empresa debe facilitar acceso a la mejora y formación profesional continua de sus trabajadores durante el contrato eventual. 

Algo a destacar es que, en algunos países, las empresas de la administración pública son las que tienen derecho a realizar contratos eventuales con sus trabajadores cuando hay un aumento de las tareas que sobrepasa la capacidad de los empleados de la plantilla. Sin embargo, las empresas privadas deberán hacer contrataciones indefinidas para esta misma situación. Algo que pueden aplicar estas últimas es el llamado contrato de interinidad. 

Extinción del contrato eventual y derechos posteriores 

El contrato eventual puede extinguirse debido a incompetencia del trabajador, indisciplina o cualquier causa objetiva. También se puede extinguir porque llegó a su límite establecido. Si la empresa aún quiere conservar al empleado, entonces deberá ofrecerle un contrato indefinido a continuación. Esto también deberá suceder si el contrato eventual se celebró en fraude de ley. 

En el caso de que alguna de las partes quisiera rescindir el contrato, deberá realizar un preaviso de 7 días como mínimo. El trabajador tiene derecho a una indemnización al finalizar el contrato eventual. Este será equivalente a 12 días de salario por año de servicio. 

El contrato eventual es una de las modalidades más populares en España y otros países europeos. Sin embargo, algunas empresas abusan de este recurso, contratando empleados para cuando hay un incremento de actividades en la empresa, pero de carácter indefinido. Hay que destacar que, de acuerdo a la ley, un trabajador que ha sido contratado como eventual, podrá apelar a su condición de fijo si así lo desea, y habiendo estado en la empresa durante más de 18 meses. 

También es importante que las empresas revisen cuánto es el máximo de contratos eventuales que pueden tener en su plantilla, para evitar inconvenientes con la ley.