Despido Objetivo

Hablamos de un despido objetivo cuando el empresario decide prescindir de los servicios del empleado por una causa específica, que se encuentra en el marco de la ley laboral. Sin embargo, es un despido en el cual el trabajador no cometió una acción disciplinaria. 

Todos los aspectos que debes tener en cuenta sobre el despido objetivo 

Características de un despido objetivo   

El despido colectivo es aquel en el cual el trabajador no ha cometido una acción disciplinaria, por la cual la empresa deba prescindir de sus servicios. Sin embargo, hay causas objetivas y respaldadas que permiten que el empleador tome esa decisión. El despido objetivo se encuentra enmarcado en la mayoría de leyes de los países, y puede deberse a las siguientes causas:

  • Que la empresa tenga razones econ√≥micas u organizativas, por lo cual se ve forzada a prescindir de los servicios de este o varios empleados.¬†
  • Que el trabajador demuestre ineptitud en la realizaci√≥n de las labores asignadas.
  • Que el trabajador no se est√© adaptando a ciertas modificaciones t√©cnicas o tecnol√≥gicas que la empresa est√© realizando en su puesto de trabajo.¬†
  • Que el trabajador alcance el porcentaje m√°ximo de faltas establecidas de acuerdo a la ley.

Cabe destacar que en algunos pa√≠ses ya no se puede efectuar un despido objetivo por la √ļltima raz√≥n. Todo depender√° del lugar en donde se encuentre la empresa.¬†

Requisitos de un despido objetivo  

Si la empresa quiere efectuar un despido objetivo deber√° cumplir algunos requisitos, a fin de no ser acusados de despido improcedente:

1.- La empresa deberá comunicar el despido por escrito: el empleador deberá enviar una carta a su empleado, con una antelación de 15 días como mínimo. En esta se estarán explicando las causas por las cuales han decidido prescindir de sus servicios. Además, la empresa deberá darle la respectiva indemnización. 

2.- La indemnizaci√≥n: esta deber√° ser de veinte d√≠as por a√Īo de servicio, con un m√°ximo de doce mensualidades. La √ļnica forma en la cual el trabajador no recibe la indemnizaci√≥n es cuando la causa objetiva se debe a problemas econ√≥micos de gran envergadura, por parte de la empresa. Sin embargo, debe haber una serie de documentos que demuestren que es imposible al empleador pagar esta indemnizaci√≥n.¬†

Si estos requisitos no llegan a cumplirse, entonces el juez podrá dictar que se trata de un despido improcedente, con las sanciones que esto conlleva. Si la empresa procede con un  despido objetivo y el trabajador no está de acuerdo, está en todo su derecho de ir a los tribunales a impugnarlo, durante los siguientes 20 días hábiles. 

Otros elementos a tener en cuenta sobre el despido objetivo 

Cuando hay ineptitud por parte del empleado, falta de adaptación al entorno laboral o a los elementos tecnológicos con los cuales se desenvuelve o faltas de asistencia, en el empleador puede recurrir al despido objetivo. Este también puede llevarse a cabo por razones organizativas o de producción, así como por circunstancias económicas de diversa índole. A este despido objetivo también se le puede llamar ERE o Extinción de Contrato por Causas Objetivas. 

En el caso de que el despido objetivo se haga por circunstancias de fuerza mayor que estén afectando a la empresa, entonces el empleador deberá demostrarlo. Habrá que justificar por medio de varios documentos que la empresa necesita prescindir del servicio de ese o varios de los empleados. Hay que destacar que, cuanto más justificado esté el despido, menor será la indemnización. 

Si un despido objetivo logra ser demostrado como improcedente ante la ley, entonces el empresario deber√° pagar una indemnizaci√≥n al empleado de 33 d√≠as de salario por a√Īo trabajado con un m√°ximo de 24 mensualidades. Por ello, es tan importante lograr demostrar que se trata de un despido objetivo, sobre todo para la empresa.¬†

Otro elemento que hay que analizar es, que si se está acusando al empleado de ineptitud, esta no puede haber sido demostrada durante el período de prueba. Es decir, si el empleador contrató al empleado  y durante el período de prueba observó la ineptitud por la cual lo acusa posteriormente, se tratará de un despido improcedente. 

De igual forma, si se está haciendo un despido objetivo porque el trabajador no se está adaptando a una nueva tecnología o a una maquinaria específica, el empleador debe haber ofrecido antes un curso. En este, el empleado tiene un período de dos meses para poder adaptarse.