Excedencia por cuidado de hijos

La excedencia por cuidado de hijos es un derecho que todo trabajador puede pedir, cuando tiene un hijo menor de tres años de edad. De esta manera, podrá cuidar al pequeño y reservar su puesto de trabajo en la empresa para reincorporarse posteriormente.

Todos los aspectos que debes tener en cuenta sobre la excedencia por cuidado de hijos 

Características de una excedencia por cuidado de hijos 

La excedencia por cuidado de hijos consiste en pedir un permiso especial para cuidar a un niño menor de tres años que se ha tenido o adoptado. De esta manera, el empleado puede dejar de trabajar por un período de tiempo a fin de cuidar a su hijo, conservando el derecho a reincorporarse un tiempo después. Durante la excedencia por cuidado de hijos la empresa no le pagará al trabajador, pero sí deberá reservarle el puesto. 

Se puede pedir la excedencia por cuidado de hijos a la empresa en cualquier momento, mientras el hijo tenga menos de tres años de edad. Es conveniente realizar una carta formal que tenga un preaviso de quince días como mínimo. Hay algunas empresas que tienen formularios especiales o requisitos especiales como mayor cantidad de días en el preaviso, por ejemplo. 

Requisitos de la excedencia por cuidado de hijos 

Es importante realizar un documento formal en donde se solicite la excedencia por cuidado de hijos a la empresa. Dentro de este se colocará la fecha de nacimiento del pequeño, la fecha de inicio y el final del período de cuidado. De esta manera, la empresa deberá conceder el derecho y liquidar al trabajador, pagándole lo que ha acumulado hasta el momento. Esta liquidación no es final, sino preventiva, en caso de que el empleado no regresara meses después. 

La excedencia por cuidado de hijos no tiene un límite determinado

Hay que destacar que la excedencia por cuidado de hijos no tiene un límite o duración determinada de tiempo. Se puede pedir por unos días, por varios meses o hasta que el pequeño cumpla los tres años de edad. Se puede solicitar de varias formas, fraccionada o prorrogada. Por ejemplo, pueden solicitarse tres meses, luego reincorporarse un tiempo y posteriormente solicitar tres meses más. 

Sin embargo, la forma en cómo se pida la excedencia por cuidado de hijos deberá ser especificada en la carta formal que se le envía a la empresa. También se debe colocar en el documento el deseo de regresar a trabajar, una vez que finalice el período. Hay que destacar que, si el empleado tiene un nuevo hijo, tendrá derecho a una nueva excedencia hasta que este cumpla tres años. 

Otros elementos a considerar sobre la excedencia por cuidado de hijos 

Hay que destacar que la empresa no puede negar el derecho a la excedencia por cuidado de hijos. No importa si el trabajador que la esté pidiendo sea del sexo femenino o masculino. La única posibilidad que existe es que, si ambos padres trabajan en la misma empresa, el empresario puede limitar el hecho de que ambos soliciten la excedencia al mismo tiempo, puesto que esto perjudicará las operaciones de la compañía. 

Si un trabajador solicita la excedencia por cuidado de hijos y un empresario lo niega y lo despide, este pasará a ser un despido nulo, que puede llevarse a tribunales. Si el despido tiene otra causa, la empresa deberá demostrarlo con documentos formales, puesto que la razón no puede ser la excedencia en sí. Durante este tiempo el empleado continuará sumando antigüedad en la empresa, a pesar de no percibir un salario y puede hacer cursos formativos profesionales que estén haciendo otros empleados activos.Por último, es importante destacar que, si no hay un pacto de exclusividad con la empresa, el padre o la madre pueden trabajar de forma remota o con un horario reducido en otra empresa mientras están en excedencia por cuidado de sus hijos. Sin embargo, sobre este punto hay que analizar cada caso personalmente.