Horas extraordinarias

Las horas extraordinarias son aquellas en las cuales el trabajador está ejerciendo su cargo fuera de la jornada principal. A pesar de ser un concepto sencillo, existen algunos puntos que deben tenerse en cuenta. 

Todos los aspectos que debes tener en cuenta sobre las horas extraordinarias 

Características de las horas extraordinarias   

Las horas extraordinarias son aquellas en las cuales el trabajador está fuera de su horario principal en la empresa. Toda hora que supere la jornada ordinaria de un trabajador, pasará a ser considerada como extraordinaria. Por ende, deberá pagarse aparte o realizar un intercambio por las horas del día siguiente. Por ejemplo; si durante un día tocó trabajar hasta las 8 pm, siendo el horario hasta las 5:30pm, al día siguiente el trabajador puede llegar dos horas y media más tarde a su puesto. 

Es interesante destacar que la jornada diaria no puede superar las nueve horas de trabajo y la jornada semanal no podrá superar las 40 horas. Sin embargo, dependiendo de la naturaleza del trabajo, esta cantidad de horas ordinarias podría extenderse un poco (empleados del sector turismo, del campo o de barcos, por ejemplo). 

Una vez establecida la jornada diaria, toda actividad que no esté enmarcada en ella será considerada como horas extraordinarias. Algo a destacar es que las horas extraordinarias solamente se pueden realizar en contratos de tiempo completo y no en tiempos parciales o modalidades de otro tipo. 

Horas complementarias y extraordinarias

Una de las dudas que siempre suele aparecer es la de las horas complementarias. Estas son pactadas de mutuo acuerdo entre ambas partes, a fin de poder realizar una jornada más larga en contratos de tiempo parcial. En teoría, no hay horas extraordinarias dentro de un tiempo parcial de trabajo, pero en caso de que se hagan más horas de las acordadas como complementarias, deben abonarse como si fueran extraordinarias. 

Otras características sobre las horas extraordinarias

Serán consideradas horas extraordinarias todas aquellas que no estén contempladas en las horas pactadas de trabajo, independientemente de que sean contadas de forma diaria, semanal o anual. Algo a destacar es que existen las llamadas horas obligatorias o voluntarias, estas serán catalogadas así cuando vengan estipuladas en el contrato. También pueden hacerse este tipo de horas cuando hay que reparar algún daño urgente por un suceso durante el día, por ejemplo.

Algunos empresarios suelen abusar de las horas extraordinarias, por lo cual existen leyes colectivas para establecer un máximo al respecto. En la mayoría de países no se podrán hacer más de 80 horas extraordinarias por año. Salen de la regla las horas voluntarias descritas en el párrafo anterior. Estas horas extraordinarias deberán ser compensadas con descansos o salarios, de acuerdo a lo pautado en el contrato de trabajo principal.

Algunos empresarios toman la decisión al inicio con respecto a la manera de compensar las horas extraordinarias. Sin embargo, debe hacerse de una forma o de otra: salario o descanso.Si se elige el descanso, este debe hacerse en los siguientes cuatro meses después de haber cumplido las horas extraordinarias. En caso de que la empresa no reconozca las horas extraordinarias, habrá que reclamar y tomar acciones legales. Se pueden reclamar las horas extraordinarias a través de grabaciones, testigos, registros de jornada diaria de trabajo, correos electrónicos, etc… 

Horas extraordinarias prohibidas para ciertos trabajadores

De acuerdo a la mayoría de leyes laborales, hay algunos trabajadores que no pueden hacer horas extraordinarias. En primer lugar están los menores de 18 años. También tenemos a los trabajadores nocturnos, a los cuales no se les puede exigir que trabajen más allá de las seis de la mañana. Por último, aquellos trabajadores que se encuentran en las minas tampoco podrán hacer horas extraordinarias, y solamente se harán excepciones si se encuentran en una gran emergencia.