Permisos Retribuidos

Los permisos retribuidos son aquellos que permiten al empleado ausentarse por un tiempo específico sin que ello afecte a su salario y sin tener sanciones. Se puede usar este tipo de permisos en diferentes circunstancias, de acuerdo a las leyes laborales de cada país.  

Todos los aspectos que debes tener en cuenta de los permisos retribuidos 

Características de los permisos retribuidos   

Los permisos retribuidos son concesiones especiales que ofrece la empresa para que el trabajador pueda ausentarse sin que esto afecte su sueldo. Existen varios tipos de permisos retribuidos de acuerdo a las circunstancias y todos se encuentran regulados por convenios colectivos y las leyes laborales de cada país. A este tipo de autorización también se le llama permiso remunerado, y es un recurso que puede usarse debido a varios motivos. Su duración dependerá de la circunstancia.

Requisitos de los permisos retribuidos    

Existen permisos retribuidos para los trabajadores recién casados. Para optar por este tipo de autorización, es necesario avisar con 15 días de antelación a la empresa, como mínimo. También existen permisos retribuidos en caso de que nazca un hijo, los cuales pueden extenderse hasta 12 semanas y 16 en algunos países. También podrás usar este recurso en caso de mudarte de tu domicilio, aunque este es solo de un día. 

Si estás realizando exámenes prenatales, la preparación del parto o papeleo para una adopción, también puedes apelar a los permisos retribuidos. También se aplicarán en casos de nacimiento prematuro. 

Los permisos retribuidos tambi√©n son utilizados en situaciones adversas. Por ejemplo, ante la muerte de un familiar, tienes derecho a faltar a tu trabajo durante los 2 d√≠as siguientes. Este puede extenderse a 4, si tuviste que viajar a otro lugar para atender el velatorio. Tambi√©n podr√°s apelar a un permiso por enfermedad grave o por hospitalizaci√≥n. Este √ļltimo puede ser por una enfermedad que te aqueje a ti o a un familiar de primer o segundo grado de afinidad, que requiera cuidados especiales durante este tiempo.

Otra de las situaciones por las cuales puedes pedir permisos retribuidos es cuando tienes un compromiso de car√°cter p√ļblico de gran envergadura como,¬† por ejemplo, alg√ļn compromiso sindical. De la misma forma, puede ser que te elijan como jurado en alg√ļn proceso judicial, para lo cual podr√°s tener derecho a estos permisos.

Algo a destacar es que los trabajadores que tienen un a√Īo de antig√ľedad como m√≠nimo, tienen derecho a permisos retribuidos para invertirlos en una actividad de formaci√≥n profesional relacionada al puesto que tienen dentro de la empresa. Cabe destacar que se pueden acumular estas horas durante cinco a√Īos o m√°s, dependiendo de la compa√Ī√≠a y del pa√≠s en donde se encuentre.¬†

De igual forma, si est√°s estudiando una carrera asociada al puesto que desempe√Īas, un postgrado, maestr√≠a o doctorado y necesitas presentar un examen acad√©mico, tienes derecho a solicitar un permiso retribuido.¬†

Bajo qué circunstancias un permiso no es retribuido 

Algo a destacar es que no todos los permisos tienen que ser retribuidos. Por ejemplo, si el trabajador tiene un deber p√ļblico de √≠ndole estatal o va a ocupar un cargo p√ļblico por determinado tiempo, puede reservar su derecho a regresar a la compa√Ī√≠a. Sin embargo, durante el tiempo en el cual ocupe el otro cargo, no tendr√° permisos retribuidos. En este caso en particular, tanto empleado como empleador deber√°n hacer un documento con los par√°metros a seguir.¬†

Duración de los permisos retribuidos 

Todos los permisos retribuidos tienen distinta duración en función de las circunstancias antes descritas. Por ejemplo, en el caso de los recién casados, el permiso será de 15 días, para que los novios puedan disfrutar de su luna de miel. El conteo de días comenzará a partir del primer día laboral después de la firma del acta de matrimonio. Este permiso retribuido debe hacerse por escrito. 

En el caso del fallecimiento de un familiar, un accidente o una enfermedad grave, el permiso retribuido será de 2 días, pudiendo llegar a 4 si la persona debe desplazarse de provincia o de comunidad para acudir al velatorio. El conteo de días comienza desde el primer día después del suceso. En el caso de cuidar a familiares por enfermedad grave, deberá llegarse a un acuerdo con la empresa, para poder coger unas horas del día y seguir cuidando al familiar durante el tiempo de su mejora.

Cuando el trabajador está en proceso de mudanza, tiene derecho a un día de permiso retribuido para que pueda mover sus objetos de lugar. Dependiendo de la empresa, esta podría pedirle al empleado pruebas de la mudanza, documentos y fotografías. 

Si estamos ante el cumplimiento de un deber p√ļblico, la empresa deber√° analizar el tipo de compromiso y su duraci√≥n, a fin de concluir si el permiso retribuido es posible, o si se necesita otro tipo de acci√≥n. Recordemos que si el empleado es requerido para asumir un cargo p√ļblico, puede reservar su retorno al puesto de trabajo, pero el permiso no ser√° retribuido durante el tiempo en el cual est√© desempe√Īando sus labores p√ļblicas.

Si una trabajadora se encuentra en exámenes prenatales o en ejercicios de preparación del parto, tendrá derecho a un permiso retribuido que también está justificado por la Seguridad Social en la mayoría de países. En el caso de los permisos retribuidos de orden académico, el empleador deberá llegar a un acuerdo con el trabajador en función de la duración de las pruebas en la universidad o escuela de formación.

Otros elementos a tener en cuenta sobre los permisos retribuidos 

Ante circunstancias que no se encuentren en los ejemplos anteriores, se deberá revisar los convenios y leyes del país referentes al gremio o acordar directamente con el empleado por medio de un documento escrito. Hay que destacar que los permisos remunerados no son días que se deban recuperar, por ende el salario del empleado no varía. 

Todo tipo de trabajadores pueden pedir los permisos remunerados, incluso las empleadas del hogar. El √ļnico requisito fundamental es que el empleado haga un preaviso con la mayor antelaci√≥n posible, para que la empresa pueda tomar las medidas necesarias con respecto a la operatividad. Es importante que se tengan los documentos necesarios y que todo vaya por escrito, para evitar malos entendidos.¬†