Tipos de Contrato

Un contrato es un documento que se utiliza para poner a dos partes de acuerdo con respecto a determinado suceso. Existen varias clases de contrato; laborales, comerciales o que propongan determinada acción en una circunstancia específica. Todos los contratos deben hacerse por escrito y se utilizan para evitar desacuerdos y malos entendidos entre ambas partes. 

Existen varios tipos de contrato en función  de las circunstancias

Contratos de trabajo

Los acuerdos de trabajo son tipos de contrato que se utilizan para establecer la relación laboral entre el empresario y el empleado. De esta manera no hay malos entendidos referentes al pago y a los servicios prestados, así como a la cantidad de horas y a las condiciones que tendrá el empleado. Dentro de los contratos de trabajo podemos encontrar:

  • Contratos Indefinidos: en este caso, el empleador no establece límites de tiempo al trabajador en cuanto a su estadía en la empresa. Se puede celebrar a jornada completa, parcial o fija, de acuerdo a la prestación de los servicios.
  • Contratos Temporales: el empleador establece un tiempo específico en el cual el trabajador desarrollará determinada actividad. Se deberá hacer un documento en donde se especifica el tipo de jornada, la cantidad de horas, el servicio prestado y los beneficios otorgados.
  • Contratos de Formación y Aprendizaje: este es un tipo de contrato que se utiliza para los estudiantes o recién graduados que quieren adquirir experiencia en determinado oficio. También puede funcionar para que ocupen el puesto de trabajo para el cual se están formando. Suele proporcionar sueldo mínimo y durar determinado tiempo.
  • Contratos de práctica: en este tipo de trabajo el empleado tendrá la posibilidad de practicar los estudios cursados. Lo suelen hacer los recién graduados de la universidad o de títulos reconocidos de forma oficial. Es un contrato que no puede durar más de dos años y debe hacerse por más de seis meses.  
  • Contratos de obras y servicios: esta clase de contrato la utilizan las empresas cuando necesitan un servicio específico por parte del trabajador. Suele terminarse en el momento en el que se acaba la obra y se utiliza sobre todo en la construcción. No debe tener una duración superior a los tres años.

Contratos comerciales 

Son contratos que se suelen establecer para intercambiar bienes o servicios entre dos empresas o entes jurídicamente independientes. También funciona para la venta de inmuebles, vehículos o bienes de gran valor. Entre los tipos de contrato comercial, podemos encontrar:

  • Contratos mercantiles: son contratos que se celebran entre dos partes y se intercambian productos o servicios. Hay diversos contratos mercantiles, en función de la finalidad o forma. Podemos conseguirlos unilaterales, onerosos, consensuales, formales, aleatorios, conmutativos, típicos, atípicos o preparatorios.
  • Contratos de franquicia: en este tipo de contrato se establece un acuerdo entre dos empresas que sean independientes tanto jurídica como económicamente. De esta manera, una empresa ofrecerá un servicio a la otra durante un tiempo, bajo ciertas condiciones y a cambio de una prestación económica.
  • Contratos de compraventa: en este caso se establece un contrato para poder vender determinado bien. Podemos encontrar contratos de compraventa de inmuebles, de automóviles, motocicletas o bienes específicos.
  • Contrato de agencia: en esta clase de contrato una persona natural está obligada frente a otra a promover actos comerciales a cambio de una remuneración. Es un tipo de contrato muy utilizado por artistas.
  • Acuerdo prenupcial: en este caso se trata de un documento en el cual se especifican los derechos y los deberes de las partes involucradas en el matrimonio. Además, se colocará cómo se reparten los bienes en caso de que el matrimonio termine por causas no naturales.
  • Anticresis: es un contrato realizado entre un deudor y un acreedor. En este caso se puede entregar un bien en garantía, como por ejemplo una finca. Esto pasa a amortizar el capital y el pago de los intereses debidos.  

Contratos Civiles 

En este caso, son contratos que se utilizan para establecer acuerdos de repartición de bienes o de intercambio de determinados derechos entre dos personas. Este tipo de contrato se utiliza para evitar desavenencias en determinadas circunstancias. Entre los contratos civiles, podemos encontrar:

  • Contrato unilateral: en este caso, una de las partes involucradas en el contrato es la que tiene determinadas obligaciones. Mientras que la otra solamente se encargará de que estas se cumplan.
  • Contrato bilateral: ambas partes del contrato tienen obligaciones. Suele ser el tipo de contrato más común.
  • Contrato gratuito: en este tipo de contrato solamente una de las partes saldrá beneficiada. Suele también llamarse contrato de donación.
  • Contrato solemne: en este caso se hace un contrato en función a las pautas y formalidades establecidas por una ley nacional.
  • Contrato real: un contrato en donde se debe entregar algo antes, llamado depósito o préstamo, aparte del consentimiento de ambas partes.
  • Contrato conmutativo: una de las partes del contrato se compromete a hacer el equivalente a lo que la otra parte realice.
  • Contrato oneroso: es una clase de contrato civil en donde ambas partes obtienen determinados beneficios, así como ventajas económicas.
  • Contrato principal: en este caso, este contrato no necesita de otro para poder existir. También suele llamarse arrendamiento.  Su contraparte es el contrato de garantía, el cual sí necesita de otro para existir.